viernes, 27 de diciembre de 2013

El desguace de aeronaves recuperará 3.000 toneladas de aluminio al año


Trabajos de pavimentación de la zona de desmantelamiento de aviones tras el hangar, hace algo más de un mes

El desmantelamiento se realiza en cinco fases


El reciclado de una aeronave, la actividad más intensiva en empleo de las que desarrollará Tarmac en el aeropuerto de Teruel, consiste en desmontar los aviones para realizar una adecuada valorización de sus componentes.
EVA RON / Teruel
27/12/2013




El reciclado de una aeronave, la actividad más intensiva en empleo de las que desarrollará Tarmac en el aeropuerto de Teruel, consiste en desmontar los aviones para realizar una adecuada valorización de sus componentes. El proyecto presentado por la empresa a la Gerencia de Urbanismo para la ampliación de su licencia de actividades clasificadas detalla el proceso que se sigue, en cinco fases: descontaminación del avión, eliminación y gestión de las piezas para repuesto, desmantelamiento, selección y almacenamiento de materiales, y valorización de los mismos.
La descontaminación se realizará en la zona de desmantelamiento del aeropuerto, dotada con solera de hormigón y sistema de recogida de aguas pluviales, que se someterán a tratamiento de depuración antes de su vertido a la red de saneamiento del aeropuerto.
La descontaminación pasa por el vaciado de los tanques de queroseno y el aseguramiento de la aeronave. Esta última operación incluye acciones como la retención del aparato, el desmontaje de equipos de riesgo como oxígeno o sistemas de protección contra incendios para su eliminación o reutilización, la purga de cantidades residuales de combustible y desgasificación de tanques, la eliminación de fluidos hidráulicos, el desmontaje de equipos como toboganes de evacuación, o el vaciado de circuitos de agua potable y saneamiento.
Una vez descontaminados, los aviones dejan de tener la categoría de residuos peligrosos y pasan a la de no peligrosos. Entonces continúa el proceso de desmantelamiento con el desmontaje y gestión de piezas, que se realiza en el interior del hangar con el objetivo de recuperar elementos de repuesto para otros aviones. Fundamentalmente proceden de los motores, la cabina del avión y el tren de aterrizaje.
La tercera fase es el desmantelamiento de la aeronave, en la zona exterior. En primer lugar se actúa en el interior del aparato, con el desmontaje de los elementos de las cabinas de pasajeros y de pilotos y del compartimento de carga. En este proceso se desmontan y almacenan por separado, según su naturaleza, volumen y composición, asientos, barras, muelles, correas, portaequipajes, alfombras, falsos techos, aislamientos, cables, ventanillas y otros elementos. Después se inicia el desmontaje del fuselaje, que está dividido en secciones y se corta con herramientas adecuadas. Plásticos y fibra de carbono y metales se almacenan por separado hasta su traslado a centros de recuperación.
Algunos aviones muy antiguos pueden contener pequeñas cantidades de amianto en juntas, cárters de protecciones térmicas y pastillas de freno, que se depositarán en contenedores "por personal entrenado y equipado" para su posterior retirada por empresas homologadas.
También pueden incorporar fuentes radiactivas selladas. En estos casos, los propietarios de los aviones están obligados a informar de la presencia de este tipo de piezas, que Tarmac procesará conforme a los pautas previstas en el contrato que suscribirá con Enresa, la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos, que se encargará de gestionarlas fuera del aeropuerto. Además, la báscula de pesaje de camiones que se ubicará en las instalaciones de Tarmac dispondrá de un pórtico de detección de radiactividad para controlar que los vehículos que salgan del recinto no llevan material de este tipo.
Las últimas fases del reciclado son la clasificación de los materiales y su retirada por empresas de valorización.
Metales, plásticos de distinto tipo, vidrio o neumáticos figuran entre los principales residuos que generará el desmantelamiento de aviones que desarrollará Tarmac en el aeropuerto de Teruel. Los distintos materiales serán clasificados y almacenados temporalmente en las instalaciones, para su posterior retirada por empresas especializadas en su valorización y gestión.
Entre los residuos no peligrosos que prevé generar Tarmac cuando su actividad de desmantelamiento esté a pleno rendimiento figura en cabeza el aluminio, con 3.000 toneladas al año, junto con otros metales como el titanio -150 toneladas al año-, y aleaciones como el acero inoxidable -100 toneladas anuales- y el acero -20 toneladas-.
También está previsto recuperar cada año 100 toneladas de cables de aluminio, 5 toneladas de ojos de buey de plexiglass o 250 toneladas de materiales plásticos y composites, telas y poliuretano procedentes de los asientos de los aviones.
Residuos peligrosos
En cuanto a los residuos clasificados como peligrosos, figura en primer lugar el queroseno. Está previsto extraer de las aeronaves 100 toneladas al año, que se almacenarán en uno de los depósitos para combustible que existen en el aeropuerto. A él se sumarán 10 toneladas de aceites hidráulicos, 200 kilos de zapatas de freno con amianto, cien kilos de detectores de humo que lleven en su interior sustancias radiactivas o estabilizadores de uranio empobrecido y alrededor de un kilo de componentes explosivos presentes en toboganes de evacuación, airbags y pretensores.
Durante el proceso de desmantelamiento, los elementos del avión se clasificarán en el mismo momento del desmontaje para separar los materiales valorizables de los que no lo son.
La clasificación se realizará de forma visual, a mano o con equipos mecánicos adecuados. Tras la clasificación, los materiales se depositarán en el área de estocaje en contenedores o, en el caso de los metales, apilados sobre el suelo con muros de separación. Allí se almacenarán hasta ser recogidos y trasladados a su destino por empresas de valorización y gestión.
Tarmac prevé que estas operaciones de transporte generen un tráfico de 20 camiones semanales en el aeropuerto.

Tarmac prevé contratar a 40 personas al ampliar su actividad al reciclado de aviones

Un empleado de Tarmac trabaja en uno de los motores de un Boeing 747 en el interior del hangar del aeropuerto de TeruelLa Gerencia de Urbanismo tramita ya la licencia para esta segunda fase del proyecto industrial.    Tarmac Aragón, concesionaria del hangar y de la campa del aeropuerto de Teruel, prevé contratar a 40 personas más con la ampliación de su actividad al reciclado de aviones, 30 para el proceso productivo y diez para administración y logística. EVA RON /

Teruel Tarmac Aragón, concesionaria del hangar y de la campa del aeropuerto de Teruel, prevé contratar a 40 personas más con la ampliación de su actividad al reciclado de aviones, 30 para el proceso productivo y diez para administración y logística. La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Teruel tramita ya la licencia de actividades clasificadas para la segunda fase del proyecto industrial de la empresa en la plataforma aeroportuaria, que desarrollará la autorización concedida en octubre de 2012 para la primera fase, el estacionamiento y mantenimiento asociado de aeronaves. Para poder incorporar al negocio el desmantelamiento y reciclado de aviones, ha sido necesario que previamente el Gobierno de Aragón aprobara la modificación del proyecto supramunicipal del aeropuerto de Teruel, el pasado 19 de noviembre, para incluir el reciclado entre las actividades a desarrollar dentro del recinto aeroportuario. Las 40 nuevas contrataciones previstas se sumarán a las once ya realizadas por Tarmac en su primera fase de actividad. Con ello se alcanzaría la mitad del centenar de puestos de trabajo que la compañía se comprometió a crear al alcanzar su quinto año de funcionamiento. El proyecto presentado a la Gerencia de Urbanismo por la filial de Airbus permitirá extender la licencia de actividades de que ya dispone la empresa a la nueva actividad de desmantelamiento y reciclado de aviones y a la ampliación de la superficie de estacionamiento a raíz de las obras de pavimentación de la campa y de la zona de desmantelamiento que se están llevando a cabo en el aeropuerto. El documento técnico, redactado por Incosa Ingeniería, detalla que el desmantelamiento y reciclado de aeronaves se desarrollará en la campa hormigonada exterior que se está habilitando tras el hangar, mientras que los trabajos de mantenimiento se realizarán en el interior de este y las de estacionamiento, en la superficie pavimentada de campa. Reciclado de 50 aviones al año Las instalaciones tendrán una capacidad de reciclado de 50 aviones al año y una capacidad de estacionamiento de unas cien aeronaves, dependiendo de su tamaño. El área de reciclado tendrá una superficie de 11.700 metros cuadrados, con unas dimensiones de 180 por 65 metros. Se subdivide en dos zonas, destinadas, respectivamente, a descontaminación y desmantelamiento de aviones, y a selección, valorización y almacenamiento de material. La primera será una zona abierta de 8.450 metros cuadrados (130 por 65 metros), con pavimento de hormigón y un sistema de recogida de pluviales para evitar la contaminación del suelo por posibles derrames. La segunda tendrá 3.250 metros cuadrados de superficie (50 por 65 metros), con el mismo tipo de pavimento. Dispondrá de un espacio cubierto de 400 metros cuadrados (10 por 40 metros) en el que se almacenarán los residuos líquidos, así como de muros perimetrales de 3 metros de altura que servirán de apoyo para los materiales metálicos recuperados de los aviones. Además, se instalarán contenedores para clasificar el resto de los materiales y residuos. En cuanto al área de estacionamiento, abarcará una superficie de 280.000 metros cuadrados y también dispondrá de sistema de recogida de pluviales. La pavimentación -ya en marcha en una primera fase de 60.000 metros cuadrados- constará de calles asfaltadas por las que las aeronaves serán trasladadas hasta los puestos con solera de hormigón donde quedarán aparcados los aviones. El fuselaje de las aeronaves, a excepción de las alas, quedará sobre la zona hormigonada, a la que caerían los posibles derrames o pérdidas de líquido para evitar la posible contaminación del suelo. Riesgos ambientales Y es que los derrames y vertidos ocasionales de aceites hidráulicos u otros líquidos empleados en los circuitos internos de los aviones por rotura accidental de los conductos constituyen, precisamente, los principales riesgos ambientales de la actividad de desmantelamiento y reciclado, clasificada como molesta, nociva y peligrosa. Para prevenirlos, la manipulación de estos circuitos se realizará siempre colocando cubetas bajo el área de actuación. Otros riesgos ambientales derivan de la producción de desechos y residuos, parte de ellos clasificados como no peligrosos (desde papel y cartón a metales, vidrios o neumáticos) y otros catalogados como peligrosos (aceites hidráulicos, zapatas de freno con amianto, componentes explosivos de airbags, toboganes de evacuación o pretensores, queroseno y otros combustibles, o detectores de humo con sustancias radiactivas, entre otros). Los distintos tipos de residuos se recogerán conforme a los procedimientos establecidos en la normativa medioambiental y entregados a gestores autorizados para su tratamiento. El resto de los riesgos de la actividad son comunes a otras industrias, como los de incendio, vibraciones, ruidos o los vinculados al tráfico y transporte de mercancías.

jueves, 5 de diciembre de 2013

El Ejecutivo aprueba la modificación del proyecto supramunicipal del aeropuerto de Teruel

Trabajos de pavimentación de la zona de desmantelamiento del aeropuerto, el pasado 22 de noviembre

Permitirá desbloquear la licencia de Tarmac para desmantelar aviones

El Consejo de Gobierno de Aragón aprobó ayer definitivamente la modificación número 2 del proyecto supramunicipal del aeropuerto de Teruel, que amplía el abanico de usos de las instalaciones al calificarlas para “uso aeronáutico general” y permitirá desbloquear la licencia de actividad solicitada por Tarmac para llevar a cabo operaciones de desmantelamiento de aviones para el posterior reciclado de sus materiales.
EVA RON / Teruel
04/12/2013

 La compañía, concesionaria de 80 hectáreas de campa y del hangar del aeropuerto, presentó la solicitud de licencia a la Gerencia de Urbanismo de Teruel hace varios meses, pero según explicó el concejal delegado de esta área, Jesús Fuertes (PP), no era posible completar la tramitación mientras no estuviera resuelta la modificación del proyecto. A partir de ahora, Urbanismo podrá remitir el expediente al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) y continuar con el trámite de licencia.
Tarmac prevé sumar a partir de 2014 el desmantelamiento de aviones a las actividades de estacionamiento y mantenimiento de aeronaves que inició el pasado verano en el aeródromo turolense, y para las que ya obtuvo la correspondiente licencia.
En un plazo aproximado de dos semanas, estará concluida la plataforma de desmantelamiento de aviones situada en la parte posterior del hangar, incluida en las obras de pavimentación de la campa que desarrolla el Consorcio del Aeropuerto. Hasta que inicie la actividad de desmontaje, la compañía podrá utilizar la plataforma para estacionar aeronaves, ya que antes de fin de año espera recibir en las instalaciones de Teruel dos aparatos que se añadirán a los Boeing 747 que llegaron el pasado mes de agosto.
El director del aeropuerto, Alejandro Ibrahim, explicó que la modificación del proyecto supramunicipal ?actualiza los usos? de las instalaciones para darles una mayor amplitud, tanto en lo que afecta al área industrial de 330.000 metros cuadrados como en la zona demanial.
En el primer caso, se está ultimando el proyecto de reparcelación que permitirá alquilar o vender parcelas a empresas interesadas en desarrollar cualquier tipo de negocio vinculado con la logística o la aeronáutica.
En cuanto a la zona demanial, los bienes públicos cuya propiedad mantendrá el Consorcio pero que pueden se objeto de concesión o de otras fórmulas de explotación, se amplía la zona de hangares, ahora limitada al ya existente, a una franja de terreno que se extiende hasta el helipuerto.
Ibrahim recordó que el próximo año está previsto construir un segundo hangar para aviación ejecutiva junto al que explota Tarmac y quedará suelo con la calificación urbanística adecuada para levantar más si surgen empresas interesadas.
El director del aeropuerto comentó, por otra parte, que ya ha concluido la redacción del proyecto para licitar la segunda fase de pavimentación de la campa de estacionamiento de aviones, para lo que el Consorcio cuenta con un presupuesto de 1,4 millones. El pliego de condiciones marcará una superficie mínima y los licitadores podrán ofrecer ampliarla.

sábado, 2 de noviembre de 2013

Innovación• Concluye el I Congreso Nacional de Aeronaves Ligeras no Tripuladas

El aeropuerto de Teruel exhibe tecnología puntera en vuelos sin tripulación

 Imagen del aeropuerto de Teruel, con uno de los dos Jumbos que aterrizaron el pasado mes de agosto

Empresas del sector muestran sus últimos modelos y exponen sus proyectos

La presentación de una decena de aeronaves no tripuladas, una de ellas mediante una exhibición en vuelo, puso término ayer al I Congreso Nacional de Aeronaves Ligeras no Tripuladas que se ha celebrado en la capital turolense en los dos últimos días, organizado por el Consorcio del Aeropuerto de Teruel.
EVA RON / Teruel
01/11/2013

La presentación de una decena de aeronaves no tripuladas, una de ellas mediante una exhibición en vuelo, puso término ayer al I Congreso Nacional de Aeronaves Ligeras no Tripuladas que se ha celebrado en la capital turolense en los dos últimos días, organizado por el Consorcio del Aeropuerto de Teruel.
Se trata de aparatos, de última tecnología y de pequeño tamaño que, al no transportar tripulación, pueden realizar múltiples tareas sin riesgo de vidas humanas y a un coste menor que el de las aeronaves convencionales.
La presentación, celebrada en al aeropuerto, suscitó el interés de los alrededor de doscientos participantes en el congreso, clausurado por el director general de Transportes y Planificación de Infraestructuras del Gobierno de Aragón, Jesús Díez Grijalvo, y el director de la plataforma aeroportuaria, Alejandro Ibrahim.
Con la celebración de este congreso, el aeropuerto de Teruel ha mostrado su potencial a un sector en desarrollo tanto desde el punto de vista empresarial como de investigación, con el objetivo de habilitar en las instalaciones aeroportuarias un centro de investigación y pruebas para este tipo de aeronaves.
La empresa aragonesa Innovaciones y Desarrollos Aeronáuticos (Inda) realizó un vuelo de un helicóptero de funcionamiento totalmente automatizado y de apenas 12,5 kilos de peso, que despegó desde la pista del aeropuerto y cubrió un recorrido de unos 400 metros antes de volver a tierra.
Proyecto aragonés
Inda es una pyme aragonesa, la única que se dedica a la fabricación y prestación de servicios de aeronaves no tripuladas, que ha trabajado, por ejemplo, en el control de riadas por encargo de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y realiza con sus aparatos trabajos de fotografía y vídeo aéreo, topografía en 3-D o inspección de líneas de alta tensión, según explicó su gerente, Pascual Gracia. "Somos una pyme, la única aragonesa que se dedica a este campo. Somos cuatro socios y tres empleados y empezamos en 2009. Tenemos una decena de helicópteros y multicópteros que usamos para prestar nuestros servicios, pero con los nuevos proyectos pretendemos dar el salto a la venta de aparatos", dijo.
En estos momentos, desarrolla dos proyectos, un helicóptero con material compuesto nanoaditivado de bajo peso y mayor resistencia estructural y un hexacóptero con los mismos materiales, ambos en colaboración con el Centro Tecnológico AITIIP de Zaragoza.
En caso de que el aeropuerto de Teruel llegue a albergar un centro de ensayo para este tipo de aparatos, Inda estaría entre sus usuarios. "No hay mucho tráfico aéreo y nos vendría muy bien de cara a futuros proyectos", aseguró Gracia.
Sobre el potencial del sector de las aeronaves no tripuladas, opinó que "tendrá mucho futuro si la reglamentación no lo ahoga", en referencia a la normativa que elabora la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) para este tipo de aparatos y que se teme sea "restrictiva". A su juicio, "no se pueden aplicar los mismos criterios de certificación a estos aparatos que a las grandes aeronaves".
El grupo Everis realizó la presentación estática de su aeronave de ala fija Atlantic. Antonio Bedmar, jefe de Proyecto de la compañía, explicó que el aparato pesa 45 kilos y puede llevar hasta 12 kilos más de equipamiento, como cámaras de visión normal o infrarroja, y tiene una autonomía de seis horas, lo que le permite un rango de acción de hasta cien kilómetros de radio.
Se ha empleado en tareas como observación del terreno, fotografía aérea o control de fronteras y puede aterrizar en zonas no preparadas de apenas cien metros.
También estuvo presente en la exposición el Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (Fada-Catec), que mostró un aparato muy flexible, de solo 5 kilos de peso y con una autonomía de 45 minutos. "Sobre todo se utiliza para actividades de agricultura de precisión", según comentó Antidio Viguria, responsable de Aviónica y Sistemas no tripulados de este centro con sede en Andalucía.
La empresa madrileña Triedro, por su parte, mostró el modelo Micro B, el más pequeño de su gama de aeronaves no tripuladas. Con una autonomía de una hora, alcanza los diez kilómetros de recorrido. Se trata de un aparato "probado en combate en Israel, para tareas de reconocimiento y vigilancia", indicó José María Martín, representante de la compañía. Esta firma tiene un acuerdo con una empresa israelí, que se encarga de fabricar las aeronaves, mientras que Triedro desarrolla la parte de comunicaciones y seguridad y el equipamiento de los aparatos, con cámaras de visualización normal o bien térmica por infrarrojos.
Contactos con empresas
El director del Aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim, valoró ayer de forma positiva el desarrollo del I Congreso de Aeronaves no Tripuladas, del que destacó el alto nivel de las ponencias presentadas y el "ímpetu" de la investigación en el ámbito universitario, que "está creciendo año tras año en cuanto a proyectos fin de carrera y tesis doctorales en este campo".
También resaltó la presencia de empresas punteras que se están constituyendo en este secto y que venden equipos fuera de España. "Hemos tenido contacto directos con empresas e instituciones que han manifestado su interés de participar en los próximos meses en actividades en el aeropuerto de Teruel", señaló.
Según apuntó, el aeropuerto puede ser atractivo para este sector por su carácter netamente industrial.

domingo, 13 de octubre de 2013

De Teruel al cielo

09/10/2013


Si a los jóvenes que hacían la "mili" en el campo de tiro de Caudé les hubieran dicho hace más de 50 años que allí iba a haber vuelos al espacio, ninguno de ellos lo hubiera creído. Esa opción puede hacerse patente en no muchos años y los turolenses acudirán a ver despegar una de estas aeronaves además de aterrizajes de Boeings 747.
Noelia Fragoso Delgado

  imprimir correo
Imagen del aeropuerto de Teruel
Imagen del aeropuerto de Teruel
Zaragoza.- Hace más de 50 años era un campo de tiro del Ejército del Aire. Muchos españoles y turolenses hicieron allí el servicio militar obligatorio, pero cambió de oficio en los años 90 y ahora va a contar con una aduana que lo convertirá en internacional.
El Ayuntamiento de Teruel negoció la compra de los terrenos con el Ministerio de Defensa. Comenzó en pesetas y acabó en euros, llegando el coste final a 600.000 euros (cien millones de pesetas.
En aquellos años, el campo de tiro se había descatalogado como de interés para la defensa nacional, porque no reunía condiciones como campo. Además de por la peligrosidad ante la proximidad de la pedanía de Caudé y edificaciones industriales. “Muchos millones de metros cuadrados que podían servir al Consistorio para una ampliación de suelo industrial a futuro por su cercanía a Platea”, señala el alcalde de Teruel, Manuel Blasco, que también era primer edil entonces.
El precio era “muy, muy interesante y no se trataba de hacer negocio, pero el Ministerio de Defensa no podía regalarlo, por lo que se estableció ese precio simbólico para que lo aprovechara otra Administración”, añade Blasco.
En aquel momento no se planteaba ninguna instalación aeroportuaria. Las gestiones las inició Manuel Blasco y él mismo las cerró en torno a 2002, pero las escrituras las firmó su sucesora, Lucía Gómez, del PSOE.
No es hasta 2004-2005 cuando se empieza a hablar de convertir esta superficie en un aeropuerto e iniciar conversaciones, en un primer momento, como un cementerio o chatarrería de aviones, a lo que se opusieron. La reconversión del proyecto en lo que es hoy ya consiguió el apoyo unánime.
Pasaron ocho o nueve años desde que surgió la idea hasta que se ha desarrollado. Ahora, la empresa Tarmac ha empezado a crear algunos puestos de trabajo y se están terminando las obras de adecuación de la campa para la recogida de fluidos. Cuando estén terminadas podrá habilitarse para 200 aeronaves. Eso redundará en la creación de cien empleos en cinco años, aunque de momento sólo hay diez.
El director del Aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim, junto al alcalde de Teruel, Manuel Blasco, y los técnicos que realizaron el vuelo de prueba
El director del Aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim, junto al alcalde de Teruel, Manuel Blasco, y los técnicos que realizaron el vuelo de prueba
Contrastado ha quedado el carácter netamente industrial, que está levantando muchas expectativas y sobre todo de empresas españolas, pero también de toda Europa. Para conquistar ese público o aumentarlo, se está ofreciendo en ferias internacionales la instalación a todas las empresas que prestan servicio a las compañías aéreas, ya sean constructoras de aviones, de mantenimiento o pintura o experimentales y de investigación.
Llama la atención de estos por la falta de actividad en el espacio aéreo, ya que no recibe pasajeros, y por sus instalaciones de gran calidad. La imagen de los aviones Boeings holandeses llegando a Teruel para ser tratados por Tarmac ha hecho que “una imagen valga más que mil palabras”. Se ha puesto de moda.
Un nuevo espaldarazo y como opción de futuro fue el informe de la Universidad Aeronáutica Francesa, que lo seleccionó entre diez aeródromos europeos como posible base de futuros viajes espaciales. Confirmaba así que al no tener viviendas ni industria alrededor, sin actividad y con el espacio aéreo prácticamente virgen, las empresas que se dedican a la industria contarían con posibilidades que en otros sitios no existen.
Probar aeronaves en otras instalaciones de España sería inviable con el trasiego de pasajeros o mercancías de otras ciudades. Otro gran atractivo son las condiciones climáticas, ya que los fríos turolenses se convierten en virtudes, los aviones no sufren humedades y también les viene bien el clima seco, su cielo azul y la falta de nieblas.
En Estados Unidos ya se están creando aeropuertos para vuelos suborbitales, incluso podrían darse al año que viene. Mientras, varias empresas desarrollan prototipos que vuelen de aquí a unos años.
Para que Teruel pueda alojar esos vuelos sólo haría falta cumplir con lo que solicite ese tipo de clientes turísticos o científicos-técnicos. Respecto a estos últimos se tienen instalaciones para pruebas, equipos y sistemas de control, hangar para aeronaves y mantenimiento. Asimismo, se posee la ventaja de que ya existe el personal especializado y capacidad de crecimiento.
Desde el 28 de febrero el aeropuerto está ya operativo. El director del Aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim, llegó en la fase de certificación del aeropuerto por parte de la AESA y la Dirección General de Aviación Civil y el Gobierno de Aragón.
Todos los aeropuertos necesitan unos diez años para su desarrollo, indica Ibrahim, quien ha seguido la evolución del proyecto. La culminación de la primera fase de las obras se dio a finales de 2011, luego el hangar, que se está desarrollando, así como la pavimentación de la campa, pero todo seguirá creciendo.
Aterrizaje de la primera aeronave
Aterrizaje de la primera aeronave
En paralelo, se terminó la pista y el terminal y se solicitaron los permisos. Ya eran finales de 2012 y se han obtenido en un tiempo récord, según los especialistas en la materia.
En estos momentos se está preparando la renovación del servicio de bomberos y de seguridad, lo que hace que se genere empleo de manera continua. El trabajo directo es ahora el de los miembros del Consorcio del Aeropuerto de Teruel, con un consejo rector y cuatro personas como administradores públicos, el resto son contratos de actividades necesarias como el mantenimiento o la limpieza así como asistencias técnicas y obras. Entre unos y otros, unas 60 personas trabajan en las contratas.
La mano de obra en el mantenimiento y reciclaje de aeronaves es ya mucho más especializada, por lo que conformar una plantilla es dificultoso. Estos trabajarán en un aeropuerto único. Su actividad industrial-aeronáutica de reciclaje, mantenimiento y estacionamiento de aeronaves a parte de otras actividades como aviones no tripulados y pruebas con diferentes compañías. No hay en España ningún aeropuerto con estas características.
Quien se acerque hasta allí no verá pasajeros, verá operadores de mantenimiento y técnicos. En él esos pasajeros que tanta falta hacen en otras infraestructuras, sobrarían.
Además, se espera un gran crecimiento del mantenimiento de aeronaves en un horizonte futuro a nivel mundial, por lo que el Aeropuerto de Teruel quiere abrir posibilidades de desarrollo y no quedarse estancado en las alternativas actuales.
Ya ofrece algo que no existía y el incremento del tráfico de pasajeros hace necesaria su labor de estacionamiento y mantenimiento.
Los 40 millones de euros que han costado su construcción se rentabilizarán y “mucho más”, destaca Ibrahim que recuerda que sólo el contrato de Tarmac es a 25 años prorrogables a otros diez. Algo logrado en sólo un año operativo. La industria mundial crece un 5%, por lo que se confía en ir a mejor “no a peor”. De momento, “se están encajando bien los costes operativos con los ingresos previstos para los próximos años”, concluye el director del aeropuerto.
Además, Tarmac tiene lleno su estacionamiento en Francia, con lo que los próximos aviones necesitarán de las instalaciones turolenses sí o sí.
Vista general del Aeropuerto de Teruel
Vista general del Aeropuerto de Teruel
Esas relaciones con el exterior se mejorarán, ya que la Comisión Bilateral Aragón-Estado ha decidido continuar con la tramitación de internacionalización del aeropuerto turolense. Esta medida, que consistirá en la instalación de un puerto fronterizo, permitirá recibir aeronaves desde fuera del espacio Schengen, lo que favorecerá un mayor desarrollo y crecimiento de la actividad industrial del aeropuerto para estacionamiento, mantenimiento y reciclaje de aeronaves. Un nuevo empujón a la economía y el empleo. Otro empujón han sido los 1,5 millones de euros del Fondo de Inversiones de Teruel 2013.
Otras actividades
Un total de 26 ponentes procedentes del ámbito investigador, así como de empresas especializadas en la fabricación, y también de usuarios, se dará cita los próximos 30 y 31 de octubre en el Aeropuerto de Teruel donde, estas instalaciones acogerán el Primer Congreso Nacional de Aeronaves Ligeras no Tripuladas.
Este evento servirá para presentar in situ las instalaciones del Aeropuerto Industrial de Teruel concebido como una plataforma industrial aeronáutica que ofrece al sector aeronáutico mundial un espacio nuevo. Una presentación a un sector que crece con mucha fuerza y que valdrá para el posicionamiento como referente.
Se realizarán demostraciones en vuelo de los distintos modelos y se presentará la Asociación Española de Sistemas Aéreos No Tripulados (Aerpas), recientemente constituida. Un congreso con el que el Aeropuerto industrial de Teruel se convierte en referente y en dinamizador de la investigación e innovación en el sector aeronáutico nacional.
Por otro lado, ha habido más de 150 operaciones aéreas desde que está operativo. Las aeronaves visitan la instalación, ya sean los Boeings 747, vuelos ejecutivos, de avión general y deportiva, “porque cada vez somos más conocidos, lo que da posibilidad de desarrollo en otras cuestiones”.

martes, 17 de septiembre de 2013

Proyección internacional

Domingo, 15 Septiembre 2013

El aeropuerto de Teruel buscará clientes en una feria de Londres

Redacción / Teruelalt

El aeropuerto industrial de Teruel buscará nuevos clientes en la Feria MRO Europa, que se celebrará en el Centro de Exposiciones y Congresos de Londres del 23 al 26 de septiembre.
En esta feria internacional, centrada en la industria del mantenimiento, reparación y revisión de la aviación que se celebra anualmente en distintas capitales mundiales, participará el director del aeropuerto turolense, Alejandro Ibrahim.
Es un certamen en el que se dan cita todos los segmentos del negocio de la industria aeronáutica, entre ellos representantes de líneas aéreas, proveedores de mantenimiento y fabricantes de equipos originales.
Para Ibrahim, el objetivo principal es poder entablar comunicación con empresas del sector de mantenimiento aeronáutico como ya hicieron el año pasado en Amsterdam, donde tuvieron la oportunidad de conocer compañías del sector mundial que trabajan en esas actividades de mantenimiento integral y reparación.
En este sentido, ha dicho que están buscando otra serie de socios que puedan colaborar en actividades complementarias a la que actualmente tienen en el aeropuerto de Teruel. Ibrahim ha subrayado la importancia de estar presente en esta cita porque es un foro de "gran prestigio internacional" al que acuden empresas de mucha especialización en el sector del mantenimiento aeronáutico.

Un tornado se pasea por el aeropuerto de Teruel

Heraldo de Aragón. Teruel

Camino Ivars/  Luis Rajadel.   Teruel

|17/08/2013 a las 21:59 
video
   El vendaval no afectó al núcleo urbano de Caudé, pero sí arrancó las chapas metálicas de un corral situado cerca del aeródromo.
Un tornado merodeó por el aeropuerto de Teruel el pasado viernes y arrancó el cercado portátil que un ganadero había montado en las inmediaciones. El vendaval, que fue visto por numerosos vecinos de la pedanía de Caudé en torno a las 13.30, no afectó al núcleo urbano. “Se llevó el corral entero por los aires y las chapas metálicas que lo formaban aparecieron tan dobladas que no se podrán reutilizar”, explicó el pastor, Miguel Marcos. Afortunadamente, las ovejas no se encontraban en el recinto ganadero cuando fue arrancado por el viento.

Tras arrasar el cercado, el tornado penetró en el aeropuerto y paso cerca de uno de los dos Boeing 747-400 aparcados en la planta de estacionamiento de Tarmac. Luego se desvaneció sin causar daños aparentes. Algunas vallas del corral aparecieron, dobladas, apoyadas en la valla perimetral del aeropuerto turolense y Miguel Marcos no descarta que alguna pudiera penetrar en el interior.

Aunque los vendavales son habituales en la extensa llanura donde se ubica el aeropuerto de Teruel, Marcos afirma que nunca había visto un tornado “tan grande” como el del pasado viernes. El ganadero explicó que cuando vio el vendaval se encerró en la cabina de su tractor por “precaución” ante la posibilidad de que alguna de las planchas metálicas del corral saliera disparada hacia él.

viernes, 9 de agosto de 2013

El segundo Boeing 747 aterriza en el Aeropuerto de Teruel


Caudé
Heraldo.es. Zaragoza| 08/08/2013 a las 14:27   
La empresa Tarmac Aragón se encargará de mantener estos dos aviones dentro de un programa de estacionamiento de larga estancia.

El aeropuerto de Teruel se estrenó con un B747-400 procedente de Alemania... DGA  
El aeropuerto de Teruel se estrenó con un B747-400 procedente de Alemania... DGA
 
Cuando finalice la pavimentación de la campa, el Aeropuerto de Teruel tendrá capacidad para más de 200 aeronaves, convirtiéndose en el mayor centro europeo especializado en estacionamiento, mantenimiento y reciclado de aviones.

El Aeropuerto de Teruel ha recibido este jueves el segundo de los dos aviones con los que la empresa concesionaria Tarmac Aragón va a iniciar su actividad industrial en las instalaciones turolenses. Esta segunda aeronave ha tomado tierra en Teruel a las 12.30 de este jueves, tras realizar un vuelo de unas dos horas de duración con origen en el aeropuerto Fráncfort (Alemania).

Al igual que el primer avión que llegó el martes, se trata de una gran aeronave de fuselaje ancho, un Boeing 747-400, el segundo modelo de aviación comercial con mayor envergadura (tras el Airbus A380), que mide 70 metros de longitud y 19 de altura y tiene un peso máximo de despegue de 440 toneladas. Ambos aparatos de carga son propiedad de la compañía holandesa Martinair, que hasta ahora estacionaba sus aeronaves en Estados Unidos.

La empresa Tarmac Aragón, filial de Airbus que tiene la concesión para operar en la infraestructura turolense durante los próximos 25 años, se encargará de mantener estos dos aviones dentro de un programa de estacionamiento de larga estancia, una de las principales actividades de desarrollo de este aeropuerto promovido por el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Teruel. La compañía creará un centenar de empleos directos en los próximos cinco años.

Por el momento, el Aeropuerto de Teruel dispone de las instalaciones del hangar y la plataforma de mantenimiento, con capacidad para varios aviones, donde Tarmac va a iniciar su actividad con el mantenimiento de estos dos aparatos. Además, actualmente se están desarrollando las obras de pavimentación de la campa, que habilitará una superficie para estacionar unas 80 aeronaves en su primera fase, que estará terminada a comienzos de 2014, y de más de 200 aeronaves cuando concluya la segunda fase de pavimentación de la campa, que tendrá una superficie total de 120 hectáreas.

Esta plataforma aeroportuaria cuenta con unas características únicas en Europa para la especialización en las actividades industriales de estacionamiento, mantenimiento y reciclado de aeronaves (MRO). Un proyecto que ya ha dado sus primeros pasos reales con el aterrizaje de estas dos primeras aeronaves de gran volumen, y que supondrá un importante impulso para el desarrollo de la provincia de Teruel y de la Comunidad Autónoma.

La llegada del primer gran avión, un Boeing 747-400, genera una amplia expectación

Miércoles, 07 Agosto 2013


Tarmac aterriza en el aeropuerto de Teruel con un Jumbo

EVA RON / Teruel

alt

El Boeing 747-400, el avión con el que Tarmac iniciará su actividad 
en Teruel, se dispone a tomar tierra en la pista del aeropuerto de Teruel, 
con el hangar al fondo. DIARIO DE TERUEL / DIEGO HERNÁNDEZ


Tarmac inició ayer su actividad industrial en Teruel a lo grande, con un Boeing 747-400 que aterrizó a primera hora de la tarde de ayer en el aeropuerto en medio de una enorme expectación de cientos de personas congregadas en el entorno del aeródromo. Procedente de Frankfurt (Alemania), el avión de 70 metros de longitud conocido popularmente como Jumbo aterrizó sin incidencias tras dos horas de viaje a las 15.10 horas, con quince minutos de retraso. Fue una imagen histórica en una provincia en cuyo territorio nunca han aterrizado aeronaves de tal envergadura, que necesitan para posarse una pista de casi tres kilómetros, como la construida en Caudé.
El director del aeropuerto, Alejandro Ibrahim, supervisó el aterrizaje desde la torre de control. Tras una “pasada” sobre la pista para revisar la infraestructura, aterrizó y estacionó junto al hangar sin ningún problema, a pesar de que en el momento de la maniobra se registró “una pequeña racha de viento lateral” que para un aparato de esta envergadura son “cosquillas”, bromeó.
El Boeing estrenará el centro de estacionamiento, mantenimiento y reciclado (MRO) de aviones de la compañía participada por Airbus Tarmac, que será el mayor de Europa cuando esté en pleno funcionamiento y que debe generar cien empleos al completar su quinto año de actividad.
Mañana aterrizará un segundo aparato del mismo modelo. Ambos son propiedad de la empresa holandesa Martinair y se espera que permanezcan en el aeropuerto de Teruel durante alrededor de año y medio. En este periodo, se mantendrá en condiciones de vuelo para que la empresa propietaria pueda utilizarlo de nuevo cuando lo requiera.
Philippe Fournadet, presidente de Tarmac Aerosave, señaló que el aterrizaje supone “el inicio de una nueva aventura en Teruel”, elegida por la empresa para ampliar su sede original situada en el aeropuerto de Tarbes y ya saturada y sin posibilidades de crecimiento.
Capacidad limitada

La compañía inicia su actividad en Caudé con una capacidad limitada de estacionamiento, ya que hasta que no concluya la pavimentación de la campa, en la que cabrán hasta 225 aviones, solo podrá emplear para este fin la plataforma hormigonada situada ante el hangar. Esta superficie puede acoger como máximo cuatro aviones del tamaño de un Jumbo, que con 70 metros de longitud y 19 de altura es el mayor que se comercializa en el mundo.
El Consorcio del Aeródromo-Aeropuerto, formado por Gobierno de Aragón y Ayuntamiento de Teruel, prevé completar la pavimentación de parte de la campa antes de fin de año. Pero, además de esta obra, Fournadet insistió en que es “muy importante” conseguir la certificación internacional para el aeropuerto, en la que ya se trabaja desde las administraciones implicadas, para poder recibir aviones de todo el mundo y no solo de los países europeos del espacio Schengen, como permite la actual autorización.
El alcalde de Teruel y vicepresidente del Consorcio, Manuel Blasco (PP), comparó con la llegada del ferrocarril a la ciudad hace más de un siglo la expectación generada por el aterrizaje del Jumbo, que supone “el punto de arranque de una empresa multinacional” en la provincia.

lunes, 5 de agosto de 2013

Tar­mac arran­ca en Cau­dé con dos Boeing 747 que lle­ga­rán de Ale­ma­nia la pró­xi­ma se­ma­na



La pri­me­ra ae­ro­na­ve ate­rri­za­rá el mar­tes en las ins­ta­la­cio­nes des­ti­na­das a apar­ca­mien­to de lar­ga du­ra­ción

Heraldo de Aragón, España  04/08/2013   LUIS RA­JA­DEL

TERUEL. El ae­ro­puer­to de Cau­dé se es­tre­na­rá por to­do lo al­to el pró­xi­mo mar­tes co­mo ba­se de es­ta­cio­na­mien­to, man­te­ni­mien­to y re­ci­cla­do de avio­nes con la lle­ga­da de un Boeing 747-400, una de las ma­yo­res ae­ro­na­ves co­mer­cia­les del mun­do. Se tra­ta del pri­mer avión en­co­men­da­do a Tar­mac Ara­gón, em­pre­sa con­ce­sio­na­ria de la ex­plo­ta­ción del com­ple­jo ae­ro­por­tua­rio pa­ra la­bo­res de con­ser­va­ción y apar­ca­mien­to du­ran­te los pró­xi­mos 25 años. Dos días des­pués lle­ga­rá otro avión del mis­mo mo­de­lo y de la mis­ma pro­ce­den­cia, Ale­ma­nia, tam­bién pa­ra una es­tan­cia de lar­ga du­ra­ción.
La em­pre­sa Tar­mac Ara­gón, fi­lial de la fran­ce­sa Tar­mac Ae­ro­sa­ve –a su vez, de­pen­dien­te del gi­gan­te de la avia­ción eu­ro­pea Air­bus–, anun­ció ayer a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do la lle­ga­da de los pri­me­ros avio­nes que uti­li­za­rán Cau­dé co­mo lu­gar de es­ta­cio­na­mien­to. La no­ta de pren­sa es­pe­ci­fi­ca que pri­mer Boeing 747 lle­ga­rá de Frank­furt am Main y el se­gun­do de Frank­furt-Hahn. Los dos avio­nes, de­di­ca­dos al trans­por­te de mer­can­cías, per­te­ne­cen a la com­pa­ñía ho­lan­de­sa Mar­ti­nair, que, has­ta aho­ra, uti­li­za­ba los Es­ta­dos Uni­dos pa­ra apar­ca­mien­tos de lar­ga du­ra­ción. Tar­mac se­ña­la que su la­bor con­sis­ti­rá en «pre­ser­var» los apa­ra­tos en buen es­ta­do y en con­di­cio­nes ade­cua­das pa­ra que pue­dan «vol­ver a vo­lar cuan­do su pro­pie­ta­rio los so­li­ci­te».
Tar­mac, que ob­tu­vo la con­ce­sión de Cau­dé por con­cur­so, desa­rro­lla­rá el 70% de su ne­go­cio en el ám­bi­to del es­ta­cio­na­mien­to, el 20% en el man­te­ni­mien­to y el 10% en re­ci­cla­do. Las ope­ra­cio­nes em­pie­zan con 9 em­plea­dos pe­ro es­tá pre­vis­to que, en 4 años, la plan­ti­lla su­pere el cen­te­nar de per­so­nas.
La em­pre­sa afir­ma que «va­rios clien­tes» se han in­tere­sa­do en uti­li­zar sus ser­vi­cios en el ae­ro­puer­to de Cau­dé. A pleno ren­di­mien­to, el com­ple­jo tu­ro­len­se, el más gran­de de Eu­ro­pa en cuan­to a apar­ca­mien­to y con­ser­va­ción de avio­nes, ten­drá una ca­pa­ci­dad que mul­ti­pli­ca­rá por diez la de la ac­tual se­de de Tar­mac en Tar­bes (Fran­cia). La com­pa­ñía aña­de que la lle­ga­da de los dos pri­me­ros Boeing es «la me­jor prue­ba» de la «ido­nei­dad» del ae­ro­puer­to de Te­ruel pa­ra el es­ta­cio­na­mien­to de avio­nes.
El di­rec­tor co­mer­cial de Tar­mac Ara­gón, Jo­sé Mo­li­ner, re­sal­tó que el tras­la­do del es­ta­cio­na­mien­to de avio­nes de Mar­ti­nair a Te­ruel «con­fir­ma» el atrac­ti­vo de Cau­dé. Pre­via­men­te al en­vío de los dos avio­nes, la com­pa­ñía ho­lan­de­sa reali­zó una au­di­to­ría de las ins­ta­la­cio­nes tu­ro­len­ses pa­ra cons­ta­tar su ade­cua­ción.
Mo­li­ner re­sal­tó la con­ve­nien­cia de que el ae­ro­puer­to ten­ga ca­rác­ter in­ter­na­cio­nal –aho­ra so­lo pue­de re­ci­bir avio­nes del es­pa­cio Shen­gen–. A su jui­cio, el cam­bio de ca­ta­lo­ga­ción, en trá­mi­te ac­tual­men­te, po­dría in­cre­men­tar la ac­ti­vi­dad de Cau­dé al cap­tar clien­tes de to­do el mun­do.
De mo­men­to, las la­bo­res de es­ta­cio­na­mien­to y man­te­ni­mien­to de avio­nes so­lo se pue­den aco­me­ter en una pla­ta­for­ma pa­vi­men­ta­da si­tua­da an­te el han­gar prin­ci­pal con ca­pa­ci­dad pa­ra en­tre 4 y 6 ae­ro­na­ves, en fun­ción de su ta­ma­ño. El di­rec­tor co­mer­cial con­si­de­ra que se­rá un es­pa­cio su­fi­cien­te pa­ra ope­rar has­ta que es­té dis­po­ni­ble la cam­pa con­ti­gua, cu­ya pri­me­ra fa­se –en pro­ce­so de pa­vi­men­ta­ción ac­tual­men­te– es­ta­rá ope­ra­ti­va a fi­na­les de 2013 o prin­ci­pios de 2014. Ten­drá ca­pa­ci­dad pa­ra 70 u 80 apa­ra­tos, que se ele­va­rán a 250 cuan­do la to­ta­li­dad del apar­ca­mien­to, de 140 hec­tá­reas, es­té im­per­mea­bi­li­za­do.

Los primeros aviones de gran tamaño de Tarmac aterrizarán en Teruel este mes

Sábado, 03 Agosto 2013

El Consorcio del Aeropuerto licitará tras el verano la segunda fase de la campa de estacionamiento para alcanzar una capacidad de 225 aviones

alt
Alejandro Ibrahim explica los avances en el desarrollo del aeropuerto de Teruel ante la zanja abierta en la campa de estacionamiento de aviones. DIARIO DE TERUEL
Eva Ron . Teruel.

Los primeros aviones de gran tamaño empezarán a llegar este mes al centro de estacionamiento, mantenimiento y desmantelamiento de aviones de la compañía Tarmac en el aeropuerto de Teruel, según anunció ayer el director de las instalaciones aeroportuarias, Alejandro Ibrahim.

Mientras no concluyan las obras de pavimentación de la campa de estacionamiento de larga estancia que comenzaron en julio, la filial de Airbus solo dispondrá de la plataforma de hormigón habilitada ante al hangar para estacionar las aeronaves, entre seis y ocho en función de su tamaño.
El Consorcio del Aeródromo-Aeropuerto, formado por Gobierno de Aragón y Ayuntamiento de Teruel, pretende adelantar todo lo posible la pavimentación de la campa para que Tarmac disponga de una mayor capacidad para el estacionamiento de aviones, que supondrá el 70% de su volumen de negocio en Teruel.
Ibrahim señaló que el asfaltado de la primera fase, con una superficie de 60.000 metros cuadrados y un presupuesto de 2,8 millones de euros, podría estar concluido en noviembre o diciembre. Tras el verano, se pretende licitar la segunda fase de pavimentación, para lo que se dispone de una partida de 1,4 millones que completará el compromiso alcanzado con Tarmac para adelantar una inversión de 4,2 millones de euros que la compañía devolverá en los próximos ejercicios con un interés del 3% anual.
La primera fase habilitará puestos de estacionamiento para entre 70 y 80 aeronaves, que se ampliarán hasta las 225 una vez concluida la segunda fase, cuya ejecución se pretende realizar en paralelo con las obras ya iniciadas.
Alejandro Ibrahim facilitó esta información durante una visita a los trabajos iniciados en la campa. La primera fase se adjudicó a la UTE OHL-Sumelzo y el pasado 12 de julio se firmó el acta de replanteo, que marca el inicio oficial de las obras. “En estos veinte días se ha procedido a la apertura de de las zanjas para la instalación de los colectores del sistema de drenaje de fluidos, que debe hacerse con carácter previo a la pavimentación”, comentó.

viernes, 21 de junio de 2013

INTENSA ACTIVIDAD DE RESPONSABLES DEL AEROPUERTO EN EL SALÓN AERONÁUTICO DE PARÍS




 


Airbus valora ubicar en Teruel actividades de prueba o diseño de aeronaves
 

Responsables de la compañía se desplazarán a las instalaciones en las próximas semanas


Eva Ron. Diario de Teruel





   Airbus estudia ubicar en el aeropuerto de Teruel actividades relacionadas  con la prueba o diseño de aviones, que se sumarían al  negocio de estacionamiento, mantenimiento y desmantelamiento de aeronaves que desarrollará en las instalaciones de Caudé su filial, Tarmac.
   El director del aeropuerto, Alejandro Ibrahim, y el ingeniero aeronáutico del Departamento de Obras Públicas del Gobierno de Aragón, Enrique Aguilar, mantuvieron ayer contactos en este sentido con responsables de Airbus en el pabellón de la compañía en el Salón Aeronáutico y del Espacio de Le Bourget, al norte de París, que esta semana reúne a las compañías del sector más importantes delmundo.
   Ibrahim señaló que “hay posibilidades de desarrollar negociaciones para otra actividad que nos están proponiendo desde Airbus”, que como empresa matriz participó activamente en la implantación de Tarmac. El director del aeropuerto eludió entrar en detalles por la reserva que requieren las conversaciones, pero apuntó que se trata de un proyecto “relacionado con pruebas o diseño” de aviones.
   Los contactos proseguirán hoy y a finales de este mes responsables del gigante europeo de la aviación se desplazarán al aeródromo de Teruel para continuar con las conversaciones. Además, podrán comprobar in situ la marcha del proyecto de Tarmac, que, de confirmarse las previsiones anunciadas hace unos días por el alcalde de la capital, Manuel Blasco (PP), vicepresidente del Consorcio del Aeropuerto, empezará a recibir en esas fechas aeronaves para su centro de estacionamiento y mantenimiento de aviones.
   En el salón parisino, la delegación turolense, arropada en por representantes de Aragón Exterior (Arex), también mantuvo una reunión con un grupo de empresas francesas dedicada a equipar jets como aviones de lujo y que busca una nueva localización para sus actividades.
   Alejandro Ibrahim señaló que los contactos continuarán hoy en un stand español donde tienen presencia más de una treintena de empresas de nuestro país.
    También se visitarán los espacios de otros países y compañías en el salón, , con el objetivo de dar a conocer las infraestructuras de que dispone el aeropuerto de Teruel.

domingo, 9 de junio de 2013

El Aeropuerto de Caude-Teruel, idóneo para viajes espaciales

Teruel
8/6/2013

El Aeropuerto de Teruel ha sido calificado como “idóneo” para viajes espaciales por la Universidad Nacional Aeronáutica Francesa. La ENAC ha destacado la viabilidad del aeropuerto para este nuevo tipo de turismo por sus características técnicas y climatológicas y por su ubicación geográfica.
Redacción
Imagen del aeropuerto de Teruel
Imagen del aeropuerto de Teruel
Zaragoza.- El Aeropuerto de Teruel ha sido calificado como “viable” para ser base de viajes espaciales. Así lo consideran desde la Universidad Nacional Aeronáutica Francesa, ENAC, en un proyecto elaborado por seis ingenieros aeronáuticos (equipo denominado Grand Earth) centrado en el desarrollado de un puerto espacial, dentro del Máster de Gestión de Operaciones del Transporte Aéreo.
El director del Aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim, ha explicado que lo que hace el proyecto es “justificar la viabilidad de esta actividad en el Aeropuerto de Teruel por las características idóneas de su situación, la climatología y su situación geográfica en el escenario mundial. Una conclusión a la que se ha llegado tras un estudio exhaustivo de las características de este Aeropuerto”.
De esta forma, el Aeropuerto de Teruel ha sido seleccionado entre diez aeropuertos europeos previamente preseleccionados y que cumplían requerimientos básicos como longitud de pista de vuelo mayor de 2.500 metros (en el caso del turolense se dispone de 2.825 metros) y por cumplir con garantías las condiciones para este tipo de vuelos: condiciones meteorológicas idóneas, con la mayor altitud de España, baja densidad de tráfico aéreo y con la posibilidad de implantar un centro espacial.
Ibrahim ha subrayado que los viajes suborbitales son “una nueva topología de turismo que está en auge en muchas empresas europeas y americanas que permite visualizar desde el espacio la tierra y que puede ser una alternativa a corto plazo al tráfico aéreo actual”.
El turismo espacial suborbital se está convirtiendo en una propuesta de varias compañías, incluyendo Space Adventures, Virgin Galactic, Space Expedition Corporation, Blue Origin, Armadillo Aerospace, o Rocket plane Limited entre otras. También se están diseñando naves espaciales para el turismo con fabricantes como XCOR Aerospace, Astrium o Dassault.
La Universidad francesa presentará este proyecto en el Salón Internacional Aéreo de Paris - Le Bourget que se desarrolla del 17 al 23 de junio en la capital gala.

martes, 14 de mayo de 2013

Birreactores aterrizan en el aeropuerto de Teruel

.

La actividad aeronáutica sigue su curso, hoy dos aeronaves birreactores han aterrizado en el aeropuerto de Teruel mientras continuan las actividades de implantación de Tarmac Aragón en el Hangar de mantenimiento y comienzan los preparativos de la base helitransportada de la Dirección de Gestión forestal. En los próximos días están previstas operaciones de helicópteros en una infraestructura aeroportuaria que lleva abierta al tráfico aéreo hace 2 meses.
Los trabajos de pavimentación de la campa de estacionamiento de larga estancia están a punto de adjudicarse y permitirán un desarrollo más operativo y medioambiental de acuerdo con la evolución del mercado aeronáutico donde Airbus está participando en el centro MRO más grande de Europa.
En esta primera imagen podemos ver a los dos aviones juntos, un Beechcraft Hawker 400 y un Cessna Citation Excel XLS que se utilizan como jets privados o corporativos y de gran versatilidad en el mercado aeronáutico.

En la siguiente foto podemos ver al avión más grande de los dos, el Hawker 400, que puede alcanzar una velocidad de 866 km/h y alcanzar un techo máximo de 45.000 pies (13.700 m) con un coste aproximado de unos 7,5 millones de dólares.

miércoles, 17 de abril de 2013

El Inaga autoriza el reciclado de aviones en Caudé sin necesidad de evaluación ambiental


Jueves, 11 Abril 2013

Considera que la actividad solo generará impactos de escasa magnitud si se aplican las medidas correctoras previstas

EVA RON / Teruel


La actividad de reciclado de aviones que desarrollará la empresa Tarmac en el aeropuerto de Teruel no tendrá que someterse al procedimiento de evaluación de impacto ambiental. El Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) ha tomado esta decisión por “la escasa magnitud de los impactos” previstos, así como por “la reducida utilización de recursos naturales y la ubicación elegida”.
La resolución del Inaga incluye un condicionado, que establece algunas medidas preventivas y correctoras de sencillo cumplimiento, que ya estaban previstas en el estudio que presentó la filial de Airbus para tramitar la autorización ambiental.
La exención del procedimiento de evaluación ambiental permitirá agilizar la puesta en marcha de las actividades de reciclado por parte de Tarmac. La filial de Airbus ya cuenta con licencia de actividad otorgada por el Ayuntamiento de Teruel para el estacionamiento de aviones y el mantenimiento asociado al mismo, limitada al hangar y a la plataforma pavimentada. Según establece el Inaga, ahora tendrá que solicitar su ampliación para incluir también la superficie de campa de estacionamiento de aeronaves, algo ya previsto por la compañía.
Además, tendrá que obtener del consistorio licencia de actividad clasificada para el reciclado de aeronaves y una posterior licencia de inicio de actividad.